Al igual que las superficies enchapadas, son productos que pueden ser usados como superficies de trabajo, tapas o cubiertas que se diferencian por su acabado en los bordes, ofreciendo una variedad de perfiles donde el cliente puede escoger el que mejor se acomode a su necesidad.
Estos perfiles solo aplican para tapas rectas.